Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2012

Un argumento cualquiera, como tantos en contra

Mentiría si dijera que soy un convencido de las huelgas. Más bien no. Considero que es un mecanismo un tanto obsoleto y condenado al fracaso para una sociedad que se ha tornado individualista,  olvidando la fuerza de la colectividad. Pero con todas sus imperfecciones y manipulaciones, y a falta de alguna otra alternativa, es la única manera en que el trabajador puede demostrar su descontento y su disconformidad con unas reformas abusivas que, amparadas bajo la urgente necesidad de parchear una crisis económica de la que la clase trabajadora (si es que ésta existe) tiene poca responsabilidad, liquidan de un plumazo las escasas garantías laborales que quedaban después de un largo proceso de esquilmación de derechos. No entraré en los detalles por los que la nueva reforma laboral me parece injusta y desproporcionada, a estas alturas, desde cualquier enlace buscado en la red sobre el tema se puede comprobar el abismo al que nos aboca.
Podría esgrimir muchas razones para justificar la hue…

Día mundial de la poesía

Nunca he sido simpatizante de causas impostadas, de días señalados en los calendarios con vanos y oscuros fines, humo como figurante de las apariencias de un mundo imaginado desde organismos oficiales que nada tienen que ver con la vida a pie descalzo. En el calendario se apuntan citas y recordatorios diversos por el miedo a olvidar la visita con el médico, la entrevista con la profesora del hijo, el reparto del butano... Pero dudo que nadie tenga anotación alguna en los almanaques de pared, en los que se usan de verdad, sobre el día mundial de la poesía ni sobre otras gaitas al uso.
Pero sí. Hay alguien que se ha molestado en establecer un día mundial de la poesía. Veintiuno de marzo le han puesto por fecha, artificiosamente acordada en una reunión de la Unesco en 1999. Las excusas son diversas, pero hay una que llama mi atención sobre las demás, "...crear una imagen atractiva de la poesía en los medios de comunicación para que el arte de la poesía ya no se considere una forma…

La excepción

Existe en casi todos los ámbitos, en todas las materias, incluso en las más científicas y exactas. La indeterminación en matemáticas no es más que eso: la excepción. Como existe en las reglas ortográficas y en la rutina prolongada de nuestra vida. El desorden en lo previsible, en lo esperado, la posibilidad de escapar a un destino dibujado por unas reglas asumidas como verdaderas e intocables. Se presenta rebelde y contestataria, como una revolución siempre necesaria, hoy más que nunca. Para mi deleite y admiración he visto cómo se puede dar hasta en la desesperanzante impunidad a la que me refería hace unos días en otro texto publicado en esta ventana de disertaciones inconexas -o escasamente conectadas- que es este blog.
Geir Haarde, quien fuera primer ministro islandés cuando en 2008 este país quebró ante la voracidad y especulación financiera de sus tres bancos, se sienta estos días en el banquillo de los acusados por negligencia, por incompetencia, por no regulación, por su resp…