Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2012

Universos paralelos

Ahora sé que existen. Nos rodean y nos vigilan y casi siempre nos pasan desapercibidos. Como quien no quiere la cosa nos van subyugando hasta que ya se nos hace demasiado tarde para cualquier reacción. Ahora sé que los universos paralelos al nuestro tienen existencia y no nos son ajenos como creía la física cuántica hasta la fecha. Desde otra dimensión nos envían sus mensajes y hasta nos gobiernan. Esta semana he tenido nuevas revelaciones desde la Galaxia Impune en forma de psicofonías que intentaré transcribir ayudado de mi precario entendimiento intergaláctico. Empecemos:
Psicofonía nº 1: Voz de mujer con ligero acento de francesa acaudalada. "Vivir más de lo previsto es un riesgo financiero". Verdad profunda e incontestable que hará replantearnos la razón de nuestra existencia. Quien piense que ha venido a este mundo a inentar evolucionar como persona, aprender, dejar un legado de bienestar y mayor calidad de vida a generaciones venideras se equivoca. Nos debemos a la ec…

Simiocracia

Hoy sobran casi todas. A las palabras me refiero. Esta pequeña historia gráfica que a buen seguro muchos ya conoceréis (internet tiene estas cosas en la fugaz propagación de contenidos) es una explicación fantástica de la situación que vivimos en la actualidad. Con un sentido del humor brillante, la única manera de hacer más llevadera la cruda realidad, no quería dejar pasar la oportunidad de colgar en el blog esta pequeña joya gráfica de Aleix Saló, un pequeño book-trailer para abrir boca de su libro-cómic: "Simiocracia. Crónica de la gran resaca económica". Vale la pena comprarlo.


El visitante

Apareció entre los vapores azulados del helio vestido a medias con una túnica blanca que dejaba entrever el torso. Su barba espesa amarilleaba y su piel mostraba un cansancio de siglos en su textura cuarteada y en los huesos, ondulando el relieve del hambre. A pesar de lo estruendoso y humeante de su llegada, la escena había pasado desapercibida para los transeúntes que siguieron a sus cosas, a sus tareas, con el paso a sus destinos temporales o definitivos. Alguno de ellos tuvo que percatarse a la fuerza de la presencia de la capsula metálica humeante, pero tal vez debió de intuir problemas inminentes en la atención prestada al evento. Mejor seguir de frente y con paso fingidamente decidido. Cuántas veces se ha oído que un leve inciso en el trayecto al trabajo, en la vuelta a casa, en la ruta planificada puede cambiar destinos irremediablemente en forma de amor inconveniente, de atraco o violencia con riesgo de muerte. Mejor no parar. La vida pasaba así, entre seres autómatas que se…