Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2012

Alicia

La ventana era sus ojos. En conjunto. Los dos. Con sus dos hojas a cuarterones vidriados, como dos párpados cuadriculados. Geométrica ensoñación del paso de la vida ante una cámara fija. Cada cual busca su libertad allá donde puede y él la había encontrado en el vano de su habitación. Refugiado tras el vidrio en los días de invierno, codos en el alfeizar en verano.
No era calle transitada en abundancia ni barrio bullicioso la amplitud urbana que se extendía ante su mirada. Una zona dormitorio de la gran ciudad con el ajetreo justo en las horas punta del ir y volver de las rutinas laborales, de la monotonía escolar, de los obligados desplazamientos en los quehaceres domésticos. No eran calles de paseantes distraídos ni plazas arboladas en las que los peatones toman los bancos, no sin antes haber procurado limpieza a las descomidas de palomas -ratas con alas, leyó una vez- que incrustan su fusta innoble, paso previo a la lectura de algún libro, algún periódico o algún prospecto medicin…

Estiaje

Aquí estoy de nuevo, después de un barbecho bloguero de más de un mes, en el inicio de un estío que como viene siendo habitual en los últimos años coincide con el inicio de mis vacaciones laborales (labor que me proporciona sustento físico) y sin fallar, desde que tengo memoria, suma un año más a mi colección que se acerca ya inexorablemente a la cuarentena. Cuarentones dicen, no "cuarentañeros" como se suele llamar a los que están en décadas de edad más jovial como quinceañeros, veinteañeros y hasta trentañeros. Sin ser mi estación preferida, he de reconocer que el verano es el período del año que más cancha me da para dar rienda suelta a esta manía mía de relatar, de contar, de narrar, de explicar, de sugerir, de engañar o de soñar mediante la palabra escrita. No tanto por la cantidad de verborrea impresa producida sino por lo que tiene de lagunas de tiempo muerto para planificar, recomponer, reubicarse. Esa es la finalidad real de un barbecho agrícola, reposar la tierra …