Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2011

Elegir

Hace unos días leímos, escuchamos o vimos o una combinación de estas acciones nos informó de la muerte de la vocalista Amy Winehouse (hay nombres y apellidos que actúan como una carga premonitoria). Desconozco la mayor parte de la no muy extensa discografía de esta chica a la que reconozco una voz prodigiosa en  un estilo musical que no es del todo de mi agrado. Esto es lo de menos. En cualquier caso, una voz que no podrá decir nada nuevo a lo ya dicho o cantado, tan sólo repetirse en los registros digitales donde hoy se almacenan nuestras vidas y nos eternizan levemente en este mundo cuando ya no estamos en él. Lo que tienen los fallecimientos de celebridades más o menos mediáticas es que, sin querer, se salpican de relatos de vida reconstruida en unos minutos. Sabemos de su adicción a las drogas, de sus relaciones de pareja, de sus desintoxicaciones... Ficción de una vida de ficción. Del personaje que acaba superando a la persona y elige su final anunciado. Argumentos no faltarán par…

Los enamoramientos

De todos los usos que pueden darse al lenguaje es, sin duda para mí, el narrativo literario el más complejo y, sin embargo, el que más cautiva. Y a pesar de esta complejidad hay autores que hilvanan esta estructura narrativa con un dominio absoluto, subyugante, con frases que atrapan y no dejan indiferente. Es el caso de Javier Marías. Acabo de terminar su última novela, "Los enamoramientos", con la sensación de haber acabado uno de esos libros que se estudiarán en las facultades o en las clases de literatura contemporánea de cualquiera de los planes de estudio que se inventen los políticos presentes o venideros en los próximos años.La acción, "un asesinato, no más" como cita la protagonista recordando un pasaje de la novela de Dumas, "Los tres mosqueteros" sin dejar de ser sorprendente es una mera excusa para dar paso a la reflexión profunda sobre los azares universales que nos ponen en este mundo y nos quitan de en medio pasando al dominio de los muerto…