Ir al contenido principal

Universos paralelos

Ahora sé que existen. Nos rodean y nos vigilan y casi siempre nos pasan desapercibidos. Como quien no quiere la cosa nos van subyugando hasta que ya se nos hace demasiado tarde para cualquier reacción. Ahora sé que los universos paralelos al nuestro tienen existencia y no nos son ajenos como creía la física cuántica hasta la fecha. Desde otra dimensión nos envían sus mensajes y hasta nos gobiernan. Esta semana he tenido nuevas revelaciones desde la Galaxia Impune en forma de psicofonías que intentaré transcribir ayudado de mi precario entendimiento intergaláctico. Empecemos:
Psicofonía nº 1: Voz de mujer con ligero acento de francesa acaudalada. "Vivir más de lo previsto es un riesgo financiero". Verdad profunda e incontestable que hará replantearnos la razón de nuestra existencia. Quien piense que ha venido a este mundo a inentar evolucionar como persona, aprender, dejar un legado de bienestar y mayor calidad de vida a generaciones venideras se equivoca. Nos debemos a la economía y a la nueva máxima del déficit cero que tampoco deja de revelárseme en constantes psicofonías. Se me escapan, no obstante, unos cuantos detalles que intentaré explicar a medida que se me vayan revelando nuevos mensajes (estoy convencido que no han acabado). ¿A partir de qué edad se empieza a vivir "más de lo previsto"?¿En qué momento hemos de empezar a suministrar las dosis de cianuro?¿O tal vez se ha de hacer de una forma más rápida para evitar un sufrimiento excesivo?¿La solución final sólo se aplicaría por edad o también en el caso de enfermedades crónicas o degenerativas? Porque se puede suponer que el coste de un cáncer o una infección de sida también ponen en riesgo la economía (sic. estabilidad y mantenimiento de la galaxia impune). ¿Se aplicaría con carácter general o podría haber exenciones (de consanguinidad, de afiliación...). Supongo que en algún fragmento del discurso piscofónico no escuchado por mí, esta voz debió ponerse fecha de caducidad a sí misma, pero esto no lo escuché, aunque seguro que también lo dijo... Una mente tan clarividente no lo obviaría.
Psicofonía nº 2: Voz masculina de productivo ser con ligero acento castizo y aires de supremacía infalible. "Los trabajadores tienen que olvidarse de tomar el ´cafelito´ y de leer el periódico". ¡A trabajar! Qué es eso de perder quince minutos para desayunar y leer propaganda subversiva... Lo mejor sería venir de casa con las mochilas-cantimplora y una cánula hasta la boca para ir absorbiendo líquido sin distraerse. La fusta castigadora por levantar la cabeza y unos grilletes anclados al puesto de trabajo podrían ser unos buenos complementos. Aqui también encontré demasiado breve la revelación, pero seguro que también pondría ejemplos de su dilatada carrera de abnegado y productivo trabajo. Perdí la frecuencia mental de interconexión y ya no pude oír más.
Ahora sé que existen de verdad estos universos paralelos, Galaxia Impune es real, no sólo un producto de mi enfermiza imaginación. Sólo alguien que no toque con los pies en este mundo imperfecto de vagos longevos puede arrojar tanta luz a nuestra ceguera, pertinaz intento de vivir felizmente. Sólo alguien que se sepa a salvo de derirmir responsabilidades de actos y palabras puede iluminarnos así. Como una estrella hacia el ocaso.

Entradas populares de este blog

Cuento binario

El robot que quería ser poeta

Está claro que la era del algoritmo no ha hecho más que empezar. Que estamos ante los primeros resultados, ante los primeros yacimientos de eso que llaman ya el petróleo de los nuevos tiempos que empiezan a ser presente. Oro líquido que todavía está en estado de magma alimentado por cada una de nuestras pulsaciones en el teclado, por nuestros recorridos dactilares en una pantalla, por nuestras búsquedas, por nuestro tiempo de lectura, por nuestro respirar... Datos y más datos que una legión de robots eficazmente entrenados para separar, incansables, el grano de la paja se lanzan a la lectura de las combinaciones alfanuméricas que componen esos datos, esos textos... Algunos de esos robots se han entregado tanto a la lectura que han tomado gusto propio y se han decantado por la poesía, tanto que alguno se ha empeñado en convertirse en poeta. Le pasó al programa informático con el que trabaja desde hace 17 años el investigador de la Universidad Complutense de Madrid, Pablo Ge…

Nadie sabe nada

Será que últimamente leo mucho a Leonard Cohen, al que entró en la madurez cuando yo era muy joven. Al que iba envejeciendo acumulando amor, sexo y fanfarronerías por un igual, al que ya llevaba a Lorca aposentado en las venas y se propuso que le sobreviviera llamando así a su hija. Será por eso que me volví a topar con Everybody Knows, la primera canción que conscientemente escuché de él. La primera que supe lo que decía, puesto que, por aquel entonces, el segundo idioma que se estudiaba mayoritariamente en España era el francés... Y Cohen se empeñaba en cantar en aquella jodida lengua que hacía parecer cualquier letra algo brillante y genial, la lengua que iba a acabar dominando el mundo engulléndonos a los paletos enamorados de las derivas latinas del lenguaje. Pero Cohen, traspasado a la lengua de Lorca no pierdía brillo, o simplemente brillaba de la única manera en que lo podía entender. Y allí volvieron a aparecer todos aquellos versos en que todo el mundo sabía lo que pasaba e…